Diez remedios caseros para la fiebre

Formas naturales para reducir la fiebre,

y tratar la gripe con productos simples que se encuentran en la mayoría de los hogares, la fiebre es la forma como el cuerpo lucha contra  una gripe o una infección. La supresión de la fiebre no es recomendable, ya que la fiebre  mata las bacterias y los virus. Sin embargo, la fiebre alta puede ser peligrosa, especialmente para los niños pequeños. La medicina natural tiene numerosos tratamientos para reducir la fiebre alta, por lo que no sería acertado descartar los remedios caseros.

remedio-natural

Diez remedios caseros para la fiebre:

1) Añadir media taza de vinagre al agua de baño tibia y remoje durante cinco a diez minutos.

2)  Hierva alcachofas y cocine hasta que estén suaves. Coma la parte inferior de las hojas.

3) Agregue una cucharadita de hojas de tulsi a una taza de agua caliente, dejar reposar durante cinco minutos, y beber tres a cuatro veces al día. La fiebre alta debe desaparecer al día siguiente. Otras hierbas que pueden estimular la sudoración y llevar a su fín una fiebre son menta, flores de saúco y milenrama.

4) Colocar una rodaja de cebolla cruda en la parte inferior de los pies  y envolverlo en una manta caliente.

5) Sumerja un paño en un recipiente con agua tibia mezclada con una taza de vinagre. Escurra y aplique en la frente.

6) Añadir una cucharadita de semillas de mostaza a una taza de agua caliente, dejar reposar durante cinco minutos, y luego beber.

7) Cortar una papa y remojar las rebanadas en vinagre durante diez minutos. A continuación, coloque las rodajas en la frente acostado y coloque una toalla en la parte superior. Los resultados deberían ser visto en unos 20 minutos.

8) Colocar una rodaja de limón en la planta de los pies y cubrirlo con un calcetín de algodón húmedo. Cubra este calcetín con un calcetín de lana. Un tratamiento alternativo al anterior es empapar dos paños en claras de huevo, ponga esto en las plantas de los pies, y cubra con calcetines.

9) Calentar una mezcla de dos cucharadas de aceite de oliva y dos dientes grandes de ajo machacados. Aplique la mezcla en la planta de cada pie, envuelva cada pie con un plástico, y conservarlo por la noche. El aceite de oliva y el ajo son dos maravillosos remedios caseros para la fiebre.

10) Para una fiebre alta, remojar  pasas en media taza de agua. Triturar las pasas en el agua . Beber dos veces al día.

(Si una fiebre alta persiste, consultar con su médico.)

Alternativas en productos naturales para bajar la fiebre.

 

 

Deja un comentario