Beneficios del Perejil

Beneficios del Perejil

Aunque tradicionalmente se pasa por alto como un aderezo, el perejil es un gigante entre otras hierbas en términos de beneficios para la salud, y en cantidades pequeñas, también. Aquí hay .

Beneficios del Perejil para la Salud

Antioxidante

El perejil es rico con un arsenal de antioxidantes que incluye luteolina, un flavonoide que busca y elimina los radicales libres en el cuerpo que causan estrés oxidativo en las células. La luteolina también promueve el metabolismo de los carbohidratos y el cuerpo sirve como un agente anti-inflamatorio. Por otra parte, dos cucharadas de perejil contienen el 16% de la dosis diaria recomendada de vitamina C y más del 12% de la dosis diaria recomendada de vitamina A – dos poderosos antioxidantes.

perejil

Alice Henneman

 

Anti-inflamatorio

Junto con la luteolina, la vitamina C que se encuentra en el perejil sirve como un agente anti-inflamatorio eficaz dentro del cuerpo. Cuando se consume regularmente, combate la aparición de trastornos inflamatorios, como la osteoartritis (la degeneración del cartílago articular y el hueso subyacente) y la artritis reumatoide (una enfermedad que causa inflamación de las articulaciones).

 

Anti-cáncer

Los estudios demuestran que la miristicina, un compuesto orgánico que se encuentra en el aceite esencial de perejil, no sólo inhibe la formación de tumores (especialmente en los pulmones). Miristicina también puede neutralizar sustancias cancerígenas como el benzopireno del humo del tabaco que puede pasar a través del cuerpo, por lo tanto lucha contra cáncer de colon y de próstata.

 

Sistema inmunológico saludable

La vitamina C y la vitamina A que se encuentra en el perejil sirven para reforzar el sistema inmunológico, aunque de diferentes maneras. La vitamina C es necesaria para el colágeno, la principal proteína estructural encontrada en el tejido conectivo. Este nutriente esencial no sólo acelerará la capacidad del cuerpo para curar heridas, sino también mantener los huesos y los dientes sanos.

La vitamina A, por el contrario, fortalece los puntos de entrada en el cuerpo, tales como mucosas membranas, el revestimiento de los ojos y las vías respiratorias, urinarias e intestinales. Por otra parte, los linfocitos, o células blancas de la sangre, dependen de la vitamina A para combatir la infección en el cuerpo.

 

Corazón sano

Homocisteína, un aminoácido que se produce en el cuerpo, pone en peligro los vasos sanguíneos del organismo cuando los niveles son demasiado altos. Por suerte, el ácido fólico (o vitamina B9) que se encuentra en el perejil ayuda a convertir la homocisteína en moléculas inocuas. Una guarnición regular de perejil puede ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares, como ataque al corazón, derrame cerebral o la aterosclerosis.

 

Vitamina K

Dos cucharadas de perejil tienen un 153% de la dosis diaria recomendada de vitamina K, que es necesario para la síntesis de la osteocalcina, una proteína que fortalece la composición de los huesos. La vitamina K también evita la acumulación de calcio en el tejido que puede conducir a la aterosclerosis, las enfermedades cardiovasculares y los accidentes cerebrovasculares.

Por último, la vitamina K que se encuentra en el perejil es esencial para la síntesis de esfingolípidos, la grasa necesaria para mantener la vaina de mielina alrededor de los nervios, y por lo tanto, nuestro sistema nervioso en su conjunto.

La vitamina K fortalece los huesos mejor que el calcio

La vitamina K fortalece los huesos mejor que el calcio

La vitamina K.

Mucha gente acude inmediatamente al calcio o lácteos en forma de suplementos con el fin de fortalecer la estructura ósea y prevenir la osteoporosis . Sin embargo, esas fuentes de calcio no son ni la única ni la mejor manera de contribuir en la salud ósea. De hecho, es la vitamina K2 que ayuda a aumentar la densidad ósea y a prevenir la osteoporosis.

Según estudios, hombres y mujeres con mayor consumo de vitamina K2 son 65% menos propensos a sufrir una fractura de cadera en comparación con aquellos con menor ingesta de vitamina K2.

La vitamina K juega un papel principal en la prevención de los siguientes problemas comúnmente asociados con el envejecimiento:

La osteoporosis y huesos deteriorados
Endurecimiento de las arterias
Cáncer

Cuando el cuerpo carece de suficiente vitamina K2, entra en modo de emergencia manteniendo solamente las funciones necesarias para la supervivencia inmediata. El resultado es que los procesos vitales se descomponen dejando al cuerpo vulnerable a la debilidad de los huesos, cáncer y problemas arteriales.

¿Está ingeriendo suficiente vitamina K su cuerpo en su dieta o se está agotando en silencio, dejando que corra mayor riesgo de enfermedad peligrosa?

Las causas más comunes de deficiencias de vitamina K

La mala alimentación es uno de los factores mas importantes que juegan en una deficiencia de la vitamina K (así como otras vitaminas importantes). Hay algunos comunes contribuyentes que favorecen a la deficiencia de la vitamina K. Alguno de éstos son:

radiografía huesosEl uso a largo plazo de antibióticos
Los problemas intestinales, como una enfermedad inflamatoria intestinal crónica
Medicamentos reductores del Colesterol

Básicamente ya que la vitamina K es producida por bacterias en el intestino, cualquier interrupción en el intestino puede dar lugar a una disminución de la capacidad del cuerpo para absorber o producir vitamina K.

 

Esto puede ocurrir en cualquier problema de los intestinos, así como en el consumo de alimentos, tales como aceites vegetales hidrogenados que influyen sobre la absorción de la vitamina K y la capacidad del cuerpo para utilizarla.

Al igual que con cualquier vitamina, mineral u otro nutriente, los alimentos frescos, enteros son la mejor fuente. Junto con ello obtendrá más nutrientes y todo lo que su cuerpo necesita para asimilar correctamente.

Fuentes de alimento con vitamina K

Las mejores fuentes alimenticias de vitamina K son los vegetales de hojas verdes.

Hay otros alimentos que ofrecen vitamina K también:

-Espinacas
-Col rizada
-Brócoli
-Coles de Bruselas
-Repollo
-Coliflor
-Soja
-Leche de vaca
-Lechuga
-Espárragos
Perejil
El té verde
-Lentejas
-Guisantes partidos

Hacer hincapié en que el consumo de una variedad de estos alimentos en su dieta diaria es la mejor manera de obtener la vitamina K. Sin embargo, si por alguna razón usted no puede consumir estos o no son suficientes, considere complementar algún suplemento de alta calidad en vitamina K . Hablando en términos generales una deficiencia en vitamina K es generalmente debida a un problema con la absorción en lugar de una falta en la dieta.

Los síntomas de una deficiencia de vitamina K puede incluir:

-Fácil aparición de moretones
-Hemorragia digestiva
-Hemorragias nasales
-Sangrado menstrual abundante
-Sangre en la orina

Las personas con determinadas enfermedades son más propensos a ser deficientes en vitamina K. Estos por nombrar algunos incluyen: enfermedad celíaca, enfermedad inflamatoria intestinal crónica, fibrosis quística, colestasis…

A pesar del hecho de que la vitamina K es una vitamina soluble en grasa y no hay problemas de toxicidad conocida o documentadas, no se recomienda tomar suplementos de esta vitamina si está tomando medicamentos anticoagulantes.

Si usted no está seguro si tiene una deficiencia de esta vitamina pregunte a su médico que puede mandarle exámenes para determinar con certeza si usted es deficiente o no. También le puede ayudar y guiar si fuese necesario y llegar a la raíz que causa la deficiencia.